Frases: El juego del ángel - Carlos Ruíz-Zafón - Lana Fry

viernes, enero 20

Frases: El juego del ángel - Carlos Ruíz-Zafón





El juego del ángel es de esos libros que están llenos de verdades universales que todo el mundo sabe pero que tiene  miedo de decir en voz alta. Tengo el libro lleno de post-it remarcando frases que me han hecho pensar, pero son demasiadas para ponerlas todas por aquí así que he hecho una selección.

«Isabella, si realmente quieres dedicarte a escribir, o al menos escribir para que otros e lean, vas a ener que acostumbrarte a que a veces e ignoren, te insulten, te desprecien y casi siempre te muestren indiferencia. Es una de las ventajas del oficio. »

«Creo que tienes talento y ganas, Isabella. Más del que crees y menos del que esperas. Pero hay muchas personas que tienen talento y ganas, y muchas de ellas nunca llegan a nada. Ése es solo el principio para hacer cualquier cosa en la vida. El talento natural es como la fuerza de un atleta. Se puede nacer con más o menos facultades, pero nadie llega a ser un atleta sencillamente porque ha nacido fuerte o rápido. Lo que hace al atleta, o al artista, es el trabajo, el oficio y la técnica. Para llegar a hacer algo con ella es necesario que transformes tu mente en un arma de precisión. »

« Pasamos buena parte de nuestras vidas soñando, sobre todo cuando estamos despiertos. »

«Un intelectual es habitualmente alguien que no se distingue precisamente por su intelecto (…) Se atribuye a sí mismo ese calificativo para compensar la impotencia natural que intuye en sus capacidades. Es aquello tan viejo y tan cierto del dime de qué alardeas y te diré de qué careces. Es el pan de cada día. El incompetente siempre se presentará a sí mismo como un experto, el cruel como piadoso, el pecador como santurrón, el usurero como benefactor, el mezquino como patriota, el arrogante como humilde, el vulgar como elegante y el bobalicón como intelectual. »

«La inspiración acude cuando se pegan los codos a la mesa, el culo a la silla y se empieza a sudar. Elige un tema, una idea, y exprímete el cerebro hasta que te duela. Eso se llama inspiración. »

«A medida que avanza la vida y se tiene que renunciar a las ilusiones, a los sueños y a los deseos de la juventud, crece la sensación de sentirse víctima del mundo y de los demás. Siempre encontramos a alguien culpable de nuestro infortunio o fracaso, a alguien a quien queremos excluir. Abrazar una doctrina que positive ese rencor y ese victimismo reconforta y da fuerzas. El adulto se siente así parte del grupo y sublima sus deseos y anhelos perdidos a través de la comunidad. »

« (…) Una de las funciones de nuestro villano debe permitirnos adoptar el papel de víctina y reclamar nuestra superioridad moral. Proyectaremos en él todo lo que somos incapaces de reconocer en nosotros mismos y demonizamos de acuerdo con nuestros intereses particulares. »



Image and video hosting by TinyPic

1 comentario: