20 agosto 2016

RESEÑA: Mis últimas lecturas



¿Qué he leído últimamente?

¡Muy buenas y calurosas tardes! ¿Cómo llevamos el sábado? ¿Algún plan genial para el fin de semana? Yo lo tengo libre en el trabajo, así que mi plan va a consistir en ponerme al día de muchas cosas —o de las que me dé tiempo, que ya sabemos lo deprisa que pasaban las horas—: leer, escribir, ver alguna serie y seguir viciándome a Dancing with de Stars. De vez en cuando, echaré mano del cubo de palomitas dulces y seguiré aprovechando el día.

Aunque no haya subido ninguna reseña en mucho tiempo, —la última creo que fue Herbarium: las flores de Gideón—, he estado leyendo bastante, pero por cuestiones de tiempo, no he podido hacerlas y subirlas.

Hoy voy a aprovechar para hacer un pequeño resumen de los últimos libros que he leído y comentaré un poco qué me ha parecido cada uno sin llegar a ser tan extensa como una reseña. Algunos de ellos se la merecen, pero será en otro momento, cuando lo relea, que seguro que lo haré.

Como ya comenté anteriormente —Previously in Lana Fry Blog—, estaba leyendo la serie actual que tiene Lisa Kleypas, cuyo Mi nombre es Liberty me gustó más de lo que creía cuando leí el resumen en la contraportada. Me leí no mucho después, El diablo tiene ojos azules y terminé con Buenas vibraciones en nada. El último, La chica de los ojos color café, cuya reseña podéis leer aquí, fue el primero que leí sin saber que se trataba de una serie.

Pues bien, empecemos por El diablo tiene ojos azules.



De esta serie, creo que fue el libro más intenso y duro de leer. Haven me gustó mucho como personaje, con una gran capacidad de superación después del infierno de matrimonio que tuvo. Hardin, por otra parte, tardó un poco —bastante— en conquistarme. Era de esos personajes a los que costaba cogerle cierto cariño porque no se sabe de qué palo iban. No sabía las intenciones que pudiera tener con Haven y reconozco que me generó cierta desconfianza —infundada, eso sí y más teniendo en cuenta cómo acaba la cosa.


Buenas vibraciones.

Así como creo que el libro anterior fue el más duro, este fue el más tierno y divertido. Tanto Ella como Jack me parecieron entrañables y me arrancó unas cuantas sonrisas. Al fin y al cabo, cuando leo un libro lo que busco es eso, que me deje algo, que me despierte algo y este libro lo ha hecho. Arrancarme una sonrisa puede ser lo más fácil o lo más difícil y este libro, lejos de ser una joya, ha conseguido eso.

En general, la serie Travis es buena. Entretenida, con buenos personajes e historias bonitas, pero tampoco creo que sea de lo mejor que tiene Lisa —creo que no hace falta repetir qué pienso de los libros de esta maravilla de autora.

¡Seguimos con Edenbrooke!

¿No os ha pasado nunca que leéis un libro porque lo recomiendan mucho y luego os lleváis un chasco de un par de narices? Pues eso me pasó a mí con este libro. No es un mal libro, para nada, pero hubiera cogido a la protagonista, Marianne, del cuello y la hubiera sacudido. Claro, luego lees que ha tenido un montón de premios y te sientes como una tonta, pero bueno, estoy aquí para dar mi humilde opinión como lectora y es la que es.

Tiene buenos diálogos, eso no lo puedo negar, con ciertos encuentros verbales entre los protagonistas dignos de mención pero de ahí a compararla con Jane Austen. ¡Ah no, por ahí sí que  no paso! A mi Jane que no me la toquen —¿He sonado muy posesiva y algo loca? Si, ¿verdad? ¡Bah, deberíais conocerme ya! —.

Es una buena historia pero he leído novelas históricas mucho mejores que ella. También puede ser que esté acostumbrada a la pluma de autoras ya veteranas como Lisa Kleypas, Judith McNaught, Julia Quinn o May Jo Putney que me cuesta un poco simpatizar con las nuevas.

Una, que es animal de costumbres.

Voy a daros 33 razones para volver a verte.

Cuando me enteré de que Alice Kellen, su autora, era valenciana, me entró la curiosidad. Eso que piensas: ¡Anda, una paisana que escribe! Y claro, como tú también lo haces y, encima, devoras todo libro que cae en tus manos, pues no podía pasar la oportunidad de leer algo suyo. Además, la portada me parecía súper bonita y lo siento, pero soy materialista y una portada puede conquistarme con la misma facilidad que la sonrisa de un chico mono.

Lo que más me gustó del libro, aparte de la sencillez —ojo, cuando me refiero a sencillez no lo digo como algo malo, sino todo lo contrario— y lo bien escrita que está, es la relación tan bonita que tienen Rachel y Mike cuando son pequeños y la evolución que está va teniendo a lo largo de la historia. Ambos son personas heridas, que han tenido que hacer frente a las dolorosas circunstancias de la vida de la mejor forma que han sabido. Entrañables y a los que es muy fácil cogerles cariño.

Y no puedo no hablar de sus dos secundarios —cuyos libros me muero por leer, debo añadir—, Jason y Luke que están ahí arriba en la lista de mis personajes favoritos de este libro peeeeero, el gran ganador es Mantequilla, el gato de Rachel.

Esta primera incursión en la pluma de Alice me ha dejado tan buen sabor de boca, que estoy deseando coger algo más suyo y leerlo con las mismas ganas y la misma rapidez con la que me leí este.

"No hay pecas suficientes para todos los "te quiero" que siento cada vez que te miro. Treinta y tres sería solo un prólogo; voy a tener que contar las pecas de todo tu cuerpo y así al menos tendremos el principio, el comienzo de todo lo que está por llegar. De todos los infinitos que no voy a poder contar."

Y termino con Percy Jackson y los dioses griegos.

¡Ojalá las clases de historia fueran como las que ha dado Percy en este libro! El genial protagonista de El ladrón del Rayo y otros muchos libros más, hace un paréntesis en su trabajo de salvar al mundo de Titanes, Dioses y demás, para darnos una clase magistral de Mitología griega.

Adoro a Rick Riordan —pese a lo troll que puede llegar a ser— y lo hago hasta el punto en el que, incluso un libro de historia hace que me parezca divertido. Pero es que Rick es así y te hace sencilla, la cosa más complicada. La cantidad de relaciones, monstruos, dioses, titanes y demás que hay en la mitología griega clásica es algo jodido de entender, pero él lo explica con una soltura y una gracia, que me hubiera leído 200 páginas más del tirón de haberlas escrito.


Y esto es lo que he estado leyendo en estos últimos meses.

¿Y vosotros? ¿Qué habéis leído? ¿Alguna recomendación?

Image and video hosting by TinyPic

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...