14 junio 2016

Reseña: Flores en la tormenta - Laura Kinsale





Maddy es una muchacha sencilla y honesta, educada en la moral cuáquera. En esa Inglaterra del siglo XIX, es imposible que una muchacha como ella entable relación con el libertino y frívolo duque de Jervaulx. Pero el juego de las circunstancias hace que finalmente sea Maddy la única persona capaz en este mundo de devolverlo a la vida, de defenderlo de quienes se ensañan con él y, además, de descubrir la oculta y más noble faceta de este bon vivant.




No iba a escribir esta reseña pero finalmente me he decidido.

Os voy a contar mi historia con este libro. Me lo compré al poco de salir y porque todo el mundo hablaba maravillas de él. Por aquella época (estamos hablando que el libro salió en el 2006) compraba todo lo que veía. Si un libro me llamaba la atención, caía en mis manos e iba a parar a mi más que llena estantería. Reconozco que era muy poco selectiva en esos tiempos. A lo que iba, que me voy por las ramas. Lo leí de camino a una quedada de fin de semana en Logroño con un grupo de amigas del ya desaparecido foro del rincón romántico.

El libro me dejó un sabor agridulce y nunca más, hasta la semana pasada, lo volví a leer. Cosa rara en mí porque siempre suelo releer libros y con ese, no recordaba porque no lo había hecho.

Ahora lo recuerdo.

Se ha alabado mucho la forma de escribir de Laura Kinsale pero a mí se me ha hecho muy tediosa. Excesivas descripciones. Mirad, justamente el otro día hablaba con unas amigas sobre esto. ¿Es bueno poner mucha descripción? Los detalles enriquecen una historia, sí pero… ¿un exceso de ello no puede llegar a cansar al lector? Eso es lo que me pasa con esta novela, que la historia y la trama en sí me ha encantado pero hubiera podido quedar igual de bien y bonita con cien páginas menos.

Y tal cual digo lo malo, digo lo bueno también. Hay algunas partes en las que te deja temblando de emoción por cómo ha escrito ciertos detalles.

Tiene una forma muy peculiar, muy sentida pero creo que abusa de las descripciones y se para en detalles que no aportan nada a la trama o la historia. Ahora viene cuando me lapidáis a pedradas aquellas a las que la novela os encanta. Me arriesgaré.

La historia, me gusta y mucho. Es muy original y algo que  no he visto en muchos libros. Tenemos al típico libertino de toda novela romántica histórica, pero Christian es mucho más. Tratado como loco y encerrado en un manicomio. Ni está loco ni se lo hace. Es una de las mentes más brillante de su época y simplemente, por culpa de una enfermedad o ataque, no puede comunicarse como lo haría normalmente, lo que le lleva a la frustración y a la violencia fruto de la impotencia. Reconozco que esperaba impaciente cada parte suya, creo que han sido las más intensas de todo el libro. Sientes su dolor y me ha sido más fácil empatizar con él que con Maddy, nuestra heroína protagonista, a la que hubiera tirado por un barranco.

No entiendo muy bien la sociedad de los cuáqueros, motivo por el que es posible que no haya podido empatizar con ella, pero había momentos de la historia en los que quería zarandearla y encerrarla a ella en el manicomio en vez de a  Christian. Demasiado sosaina y apocada, siempre con su fe y sus creencias cuáqueras. Que repito lo dicho: no entiendo a los cuáqueros, así que su forma de hablar, de comportarse y demás me han resultado un fastidio. Tanto Amigo para dirigirse a la gente, me daban ganas de tirarme de los pelos.

No es una mala historia, todo lo contrario pero mis quejas en este caso van más relacionadas con la forma de contarla. Pesada y tediosa, con exceso de descripciones y con una protagonista que hubiera podido ser algo más.

Lana Fry

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...