26 abril 2016

Reseña: Besos de murciélago - Sílvia Hervás

James, un chico de la alta sociedad inglesa, va a pasar las vacaciones de Navidad con los Graham, una familia de clase media americana. Kesley será la encargada de hacerle de anfitriona, pero la verdad es que no lo tendrá nada fácil: la personalidad excéntrica y sofisticada de James se desvelará muy pronto. Acostumbrado a un tipo de vida propio de las élites, no aprueba ni a los amigos, ni al hermano rasta, ni la comida, ni la forma de vestir de Kesley. James extiende periódicos para sentarse en el autobús, compra los alimentos más caros y exclusivos del supermercado, pide taxis cada día y humilla a Kelsey con sus comentarios impertinentes.

A pesar de las continuas peleas, de las ironías fuera de tono del inglés y de los cortes exasperados de Kelsey, la convivencia les forzará a establecer pactos y, poco a poco, el abismo que hay entre ellos se irá estrechando. Hasta que una noche, con unas copas de más y ante la sorpresa de Kelsey, James la besará con la excusa del muérdago navideño.


Lo primero que pensé en cuanto empece el  libro e hizo su primera aparición James, fue que le daría un par de ostias bien dadas. Es engreído a más no poder, hipocondríaco hasta decir basta y tiene la maldita costumbre de humillar a todo el mundo, en especial a Kelsey. Él está forrado de dinero, tiene a un ejército de criados a sus pies que se desviven por consentirlo y una tarjeta de crédito sin límite de gastos.

Es un repelente de cuidado con un agudo sentido del humor.

Kelsey demuestra tener más sentido común que James, aunque tampoco se queda atrás cuando tiene que meterse con él por sus múltiples manías. Ella está muy orgullosa de su familia, de sus amigos, de su forma de vestir e incluso de las rastas de su hermano y no soporta, ni piensa tolerar, que un inglés con aires de grandeza, eche por tierra todo eso.

No acaba de gustarme la abismal diferencia entre ingleses y americanos, entre la rigidez británica con la "libertad" americana. Supongo que estará hecho con el fin de que sea más notable la diferencia entre ambos jóvenes, pero no hacía falta llegar a tales extremos, a mi parecer.

La novela está llena de diálogos mordaces, de pullas entre uno y otro y no se puede esperar otra cosa que ella, que el final que todos esperan: que James y Kelsey se queden juntos. No estoy haciendo ningún spoiler, es algo que se da por hecho cuando se leen este tipo de novelas. La cuestión, es ver cómo llegan a ese punto y es de la forma más sencilla posible, sin complicaciones y lo que esperaría uno que pasara entre dos  jóvenes de 17 y 18 años.

Es una novela entretenida, con algunos puntos de humor destacables y bastante predecible.

Image and video hosting by TinyPic

2 comentarios:

  1. Me meo sólo de pensarlo. Hay que ver... Sí tiene pinta de predecible, la verdad. Estaría bien que hubiese un final diferente al que te esperas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchos suelen serlo. Sabes que van a acabar juntos, es inevitable, pero lo gracioso a veces es saber cómo llegan hasta ese punto. Es una novela entretenida, te hace pasar un buen rato pero poco más.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...